Logo de espaciotiempo.com
Bienvenid@   Registro

Fases Lunares

Cálculo de la fase lunar

¿Quieres saber la fase de la luna en una fecha?

Indica la fecha y lo descubrirás...

dd/mm/yyyy calendario

La luna nos influye en nuestro estado de ánimo, varía nuestra vitalidad, capacidad intelectual, sensibilidad, etc. Su ciclo de 28 días, que es la duración de una vuelta completa alrededor de la tierra, afecta con la vibración específica según la fase en que se encuentra.
Averigua el día propicio para pedir un aumento, pedir día en la peluquería o empezar la dieta para esos kilitos que se han instalado en las caderas y no hay forma de quitarlos, el día más propicio para empezar un nuevo amor, cocinar, planear viajes y negocios o hacer rituales de belleza.

En general podemos decir que la luna creciente es ideal para todo lo que tenga que ver con aumentos, con crecimiento, con nacimiento, y la fase decreciente de la luna ayuda a disminuir todo lo que hagamos. Pongamos un ejemplo muy claro, si pedimos hora en la peluquería y lo que queremos hacernos es cortarnos el pelo, lo haremos un día con la luna en fase creciente, ya que lo que queremos es que ese pelo que nos cortamos vuelva a crecer con vitalidad, pero por el contrario si lo que queremos es depilarnos, tendremos que pedir hora para un día donde la fase de la luna esté decreciente, porque lo que deseamos es que ese pelo no crezca rápido ni fuerte. Durante la Luna Creciente existe la posibilidad de sufrir más hemorragias que en el período Menguante. Por lo tanto se aconseja realizar en esta fase de la Luna la extracción de dientes, cirugías estéticas, etc... lo más lejos posible de la Luna Nueva o Llena.

Luna nueva

La Luna nueva
Al reunirse el Sol y la Luna marcan el inicio de un nuevo ciclo, por lo que es un buen momento para hacer nuevos propósitos y tratar de empezar el nuevo ciclo con buen pie.

Todo lo que comencemos bajo su influencia se verá favorecido. Tratamientos, viajes, estudios, siembras... Es un buen momento para dejar de fumar, abandonar el alcohol, decir adiós a la bulimia, en general formular un buen deseo para el cuerpo y/o los sentimientos ya que el organismo está muy receptivo, siendo el momento ideal para abondonar hábitos y costumbres que pueden ser perjudiciales para nuestro organismo y emprender cosas favorables para nuestra salud.

Es una fase favorable para hacer un ayuno.

Psicológicamente hay más serenidad para superar cualquier carencia o eliminar algo que haya en exceso, es una fase muy favarable para el autocontrol o la fuerza de voluntad.

No obstante, deberemos evitar la llamada "Luna negra" y esperar a que vuelva a aparecer la Luna en el cielo, aunque sea muy fina.

Primer cuarto creciente

Primer cuarto creciente
Es un momento de emprender proyectos y de hacer negocios -los tratos económicos darán fruto en unos diez días-.

Una luna tan delgada es el mejor horizonte para iniciar una relación.

Tiempo de gran actividad, de nacimiento, de crecimiento. Ideal para los cortes de cabello, pues crecerá más aprisa.

Se asimilan más los alimentos que en otras fases, por lo tanto es mala época para comenzar una dieta, pero es una época excelente para reponer estados caranciales tomando vitaminas o minerales ya que su absorción será óptima, así como la asimilación de cualquier medicamento o tratamiento, ya que el cuerpo está muy receptivo a asimilar todo lo que se come, bebe o incluso las cremas aplicadas a la piel.

Buena época para comenzar entrenamientos físicos, deportivos y laborales, estrenar una nueva casa o un nuevo coche.

Segundo Cuarto Creciente

Segundo cuarto creciente
Período en el que se puede producir una pequeña crisis, pero no hay que rendirse ni darse por vencidos, con pequeños cambios, todo lo que hagamos con ilusión seguirá adelante.

Es tiempo de ocuparse de cosas que ya están empezadas de antes que de comenzar cosas nuevas.

Es tiempo de desarrollo, de que los procesos ya iniciados se desarrollen.

Todo crece, se incrementa, evoluciona, se desarrolla.

Luna llena

Luna llena
Culminación, éxito de todo lo que empezó en la luna creciente. Ahora está todo en su plenitud. Es el momento de dar a conocer las decisiones importantes, de hacer públicos los proyectos, es decir, de sacar a la luz todo lo que llevamos dentro, de confesar nuestros sentimientos.

Es buena etapa para dejar atrás lo ya concluido, pero no es buena pra iniciar nada. Nos ayuda a decidir cuando algo se ha terminado definitivamente, una relación, un trabajo, una situación.

Los nacimientos son más probables en esta fase de la luna.

También es buena época para iniciar un amor, un noviazgo o casarse, pero teniendo en cuenta que los días mejores son lo 2 días anteriores a la Luna llena.

No conviene empezar dietas para adelgazar.

El cuerpo cuando hay Luna Llena tiene una especial sensibilidad por lo que hay que tener cuidado con los efectos secundarios de vacunas y medicación.

En esta fase se deben vigilar las emociones, ya que estarán a flor de piel y sus efectos sobre el organismo son directos, hay mayor tendencia a sufrir trastornos psicosomáticos, la mejor forma de evitar estos efectos es intentar no tomarse las cosas demasiado en serio, el sentido del humor será la mejor terapia en el transcurso de esta fase.

Primer cuarto menguante

Primer cuarto menguante
Es la fase que nos invita a disfrutar de la vida y dar a conocer a todos los éxitos obtenidos. Recibimos el apoyo y la aprobación incondicional de los amigos y de la familia.

Comenzar una dieta en esta fase de la luna es ideal para bajar más rápido de peso, ya que en esta fase el cuerpo tiene mayor tendencia a desprenderse de todo lo que le sobra. El cuerpo está más preparado para eliminar toxinas y limpiarse, depurando el organimo. En esta fase es recomendable hacer ejercicio que requiera un esfuerzo y resistencia. Beber mucha agua, para ayudar al organismo a purificarse.

Buena fase para hacerse limpiezas de cutis y eliminar impurezas de la piel, el acné se curará mejor.

Si decides cortarte el pelo, las uñas o depilarte, deberás saber que aunque el crecimiento será más lento, crecerán con mucha más fortaleza.

También es buena fase para hacer una cura de estrés o cualquier tipo de retiro espiritual.

Segundo cuarto menguante

Segundo cuarto menguante
A medida que la luna mengua, los proyectos -sobre todo las aventuras amorosas- corren el peligro de hacerlo con ella.

Conviene ser pruedentes. Es tiempo de reposo. De finalizar los proyectos, cerrar temas pendientes. Momento de repliegue, lentitud. Es tiempo de proyectar, reorganizarse.

Lo que se corte tardará más en crecer.

Es momento de renovar fuerzas interiorizarlas.

Todo lo engorroso como mudanzas, pedir o que te concedan prestamos..., es mejor hacerlo en esta fase, aunque la resolución sea más lenta que en creciente es más seguro.